#Liderazgo también va de entender que el comportamiento de tu #equipo es producto de lo que estás haciendo (y de lo que no estás haciendo) tanto como líder, como director, como compañía.

Entonces, si tu equipo actúa de cierta manera piensa primero qué es eso que les está faltando para que actúen de la manera esperada (orgánicamente). 

Si les sirves un gran desayuno y no lo comen no se lo reclames (u obligues a hacerlo). Piensa: ¿Será que les estoy dando mucha cena? ¿Será que mi comida ya no es sabrosa, sana, fresca? ¿Será que la presentación o estética ya no es atractiva? ¿Será que les cambio el desayuno todo el tiempo y no saben que esperar? ¿Será que…? 

El equipo no siempre podrá poner en palabras lo que le sucede, puedes preguntárselo y aún así no saber qué decir… Claro, porque eso es lo que te hace líder, ver lo que ellos por sí mismos no pueden ver… pero ojo, primero debes eliminar tu sesgo 😉